NUESTRA HISTORIA

La Fundación Esperanza y Alegría fue creada en el año 2001 inspirada en los principios espirituales de la Madre Teresa de Calcuta y se caracteriza por su compromiso con las personas más desfavorecidas en situación de vulnerabilidad. Sin distinción de origen, creencias, etnias, culturas, razas ni género, tratamos de transformar la pobreza en autosuficiencia, promoviendo un desarrollo sostenible y ampliando las oportunidades de las personas beneficiarias de nuestros proyectos.

María Moreno, presidenta de la Fundación Esperanza y Alegría, fue voluntaria en diferentes organizaciones colaborando en diversos proyectos desde muy joven. Esto, unido a la gran suerte de conocer a la Madre Teresa de Calcuta, inspira y anima a María a continuar con una gran labor humanitaria durante años, iniciando proyectos incluso antes de crear la Fundación.

El Hermano Gastón Dayanand, amigo de la Madre Teresa, ha dedicado su vida desde hace más de 50 años a ayudar a las personas más desfavorecidas en Calcuta, labor que queda reflejada en la obra de Dominique Lapierre, llevada al cine, “La Ciudad de la Alegría”. Fue en el año 2000 cuando el Hermano Gastón envía una carta a María explicando las fatales inundaciones que estaban teniendo lugar en el Delta del Ganges y su desesperación al encontrarse solo recogiendo a las víctimas del río, la mayoría pertenecientes a la casta de los dalits (o “intocables”), motivo por el que nadie quería involucrarse en la recuperación de los cuerpos.

Esta situación fue la gota que colma el vaso e impulsa a María Moreno a crear la Fundación Esperanza y Alegría, inspirada en los principios de la Madre Teresa y dirigida a la atención de los colectivos más desfavorecidos. Al principio apoyamos diversos proyectos en India, ejemplos de ello son los siguientes: el Asha Bhavan Centre para la atención de menores con discapacidad, programas de microcréditos para el empoderamiento de la mujer, un barco-hospital para la distribución de medicación en el Delta del Ganges, o la realización de campañas para la prevención y tratamiento de enfermedades como la lepra o la tuberculosis.

Poco a poco, fuimos poniendo en marcha nuestros propios proyectos y nuestra acción se extendió al sudeste de India y a otros países de Asia, África y Latinoamérica. También acudimos en situaciones de desastres naturales como el tsunami del sudeste asiático o los terremotos de Haití y de Nepal. En los últimos años hemos ido centrando nuestra labor en un menor número de países, con el objetivo de ser más eficaces y eficientes, tratando que nuestro impacto sea el mayor posible. En este sentido y teniendo en cuenta nuestra trayectoria, experiencia y relación con los socios locales, actualmente nuestros mayores esfuerzos están concentrados en India, principalmente en el Estado de Tamil Nadu. También realizamos proyectos en España, apoyando a familias en riesgo de exclusión social.

La Fundación Esperanza y Alegría está inscrita con el nº 28/1.199 en la Subdirección General de Fundaciones del Ministerio de Asuntos Sociales desde el 25 de mayo con CIF G-83014233.