La Fundación Esperanza y Alegría ha sido seleccionada por el ICOMEM para apoyar la actividad de sus barcos hospital

Más de 45.000 personas de la región del Sundarbans (delta del Ganges, India) podrán seguir recibiendo asistencia sanitaria de calidad y gratuita. Esto se debe a que la Fundación Esperanza y Alegría ha sido una de las entidades seleccionadas por el ICOMEM (Colegio de Médicos de Madrid) en el marco de sus Ayudas a la Cooperación Sanitaria “Juan Bartolomé” 2018, para apoyar la actividad que realizan cuatro barcos hospital que recorren la región del Sundarbans.

El objetivo de estas ayudas otorgadas por el ICOMEM es “promover el desarrollo en el ámbito de la salud en las zonas más desfavorecidas”. De los 15 proyectos que se presentaron, solo nueve, entre los que figura el proyecto de la Fundación Esperanza y Alegría, han sido seleccionados y podrán hacerse realidad gracias a esta convocatoria para la que se ha destinado un total de 75.000 euros.

Asistencia sanitaria mediante barcos hospital en el Sundarbans

En la región del Sundarbans vive una de las poblaciones más vulnerables de la India. Localizada en el delta del Ganges, entre el extremo sur del estado de WestBengal y Bangladesh, está compuesta por 52 islas habitadas y separadas por multitud de ríos y acuíferos.

Estas condiciones extremas hacen que el transporte, la comunicación y la asistencia sanitaria básica sea un desafío para sus habitantes, la mayoría de ellos familias muy pobres que no tienen los recursos suficientes para pagar sus tratamientos.

Gracias a este proyecto, cuatro barcos hospital recorren las zonas más remotas de la región ofreciendo asistencia médica gratuita. En 2017, más de 45.000 personas han sido atendidas en consulta; han recibido los primeros auxilios; se les han realizado pruebas diagnósticas y radiológicas; han recibido medicación; se les ha derivado a centros sanitarios y se les ha educado en salud a través de la participación en actividades de educación para la salud, además de otros cuidados prenatales y postnatales.

Cada barco hospital cuenta con un doctor, un farmacéutico, un técnico de rayos X y varios enfermeros. La ejecución de este proyecto la lleva a cabo el socio local Southern Health Improvement Samity (SHIS) y desde el 2016 cuenta con el apoyo del ICOMEM.