La Fundación recibe la visita de 25 funcionarios del área de Trabajo Social de varias ciudades de Corea del Sur que quieren aprender sobre desarrollo y bienestar

La Fundación Esperanza y Alegría ha recibido hoy la visita en sus instalaciones de 25 funcionarios del área de Trabajo Social de varios ayuntamientos de diversas ciudades de la provincia de Kyoungsang Bukdo, en Corea del Sur, para aprender cómo la Fundación desarrolla su trabajo de atención hacia los más desfavorecidos.

Esta visita se enmarca dentro de un viaje organizado por el departamento de bienestar social de la provincia de Kyoungsang Bukdo por Europa y ha sido la Fundación Esperanza y Alegría la única ONG escogida y que visitarán en España. Después de esta reunión, está previsto que regresen a Corea del Sur.

El objetivo era el de conocer a la Fundación y sus áreas de trabajo, el modo de financiación, la organización de voluntarios, los proyectos y beneficiarios, así como la auditoría y gestión en las cuentas para cumplir con los principios de transparencia. Con todo lo aprendido hoy, intentarán que algunas pautas se implementen en los ayuntamientos que representan.

Según Suk Sang Hoon, representante del departamento de Bienestar Social de la provincia de Kyoungsang Bukdo, la región tiene una población de 2,5 millones de habitantes, de los cuales un promedio del 5% es pobre, por lo que una tercera parte de su presupuesto va destinado al área social.

“Ayudamos no solo a las personas necesitadas, también cubrimos un servicio integral que pasa por la atención a la gente con pocos recursos, de avanzada edad o que se encuentra sola”. Y añadió: “Queríamos visitar España por varios motivos: porque la situación económica es más o menos igual que la de Corea del Sur y porque tenemos mucha gente mayor y un alto índice de paro. La gente joven no consigue trabajo por lo que mantener a la gente mayor cada vez es más difícil, por eso agradecemos que nos hayan acogido y nos permitan conocer cómo hacen su trabajo”; explicó Suk Sang Hoon.

Dentro de los proyectos que gestiona la Fundación Esperanza y Alegría en España, destacan los que tiene en Madrid en el barrio de El Pozo del Tío Raimundo: el reparto de alimentos para personas con pocos recursos y el curso de Jardinería y Mantenimiento de Parques y Jardines para jóvenes en riesgo de exclusión social.